¡Apúntate y estate al día!

Déjame tu correo y recibirás las últimas noticias, crónicas y el calendario de próximas carreras para que no te pierdas nada... y nada de spam, lo prometo!

“Parece que en el deporte, para ser miembro ya no vale con cumplir los requisitos mínimos”

Las carreras de obstáculos cumplen con todos los requisitos para ser una práctica deportiva. Se puede alegar mucho en contra pero siempre cualquier argumentación que se base en hechos y no en teorías o con un desconocimiento total de lo que se juzga.

“Las carreras de obstáculos, como deporte, me parecieron apasionantes desde el primer día en que comencé a practicarlas. Soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Master en Alto Rendimiento Deportivo, he impartido clase en todos los niveles educativos a partir de la ESO, soy exciclista de pista y ahora me gusta practicar esta actividad y dirijo este blog que no es otra cosa que un medio de difusión de, para mi si, una disciplina deportiva. He dedicado mi vida al deporte casi desde que aprendí a andar al igual que a las actividades de ocio y nunca he tenido ningún interés especial en que lo uno se convirtiera en lo otro.

Creo que es una obligación jurídica y partidaria del Consejo Superior de Deportes y de las Federaciones Internacionales, Nacionales y Autonómicas reconocer a las carreras de obstáculos como deporte. Desde el año 2008 estudio deporte. Estudio deporte en todas alternativas, teorías, hipótesis y creencias. A lo largo de estos diez años de estudio me he encontrado con muchos detractores de la idea de que ciertos deportes, como por ejemplo el ajedrez, sean una práctica deportiva. Normalmente se trataban de compañeros de carrera que pese a saber mucho sobre el deporte tradicional, no sabían nada del profuso fondo de armario de artículos jurídicos que tienen estas entidades que poseen el poder de otorgar dicho reconocimiento.

La dilatada teoría del deporte

Si analizamos el término deporte, vemos que hay muchas teorías pero que la mayoría de ellas se contradicen entre sí. Podemos ser esclavos de lo teórico o bien podemos ver que lo que prevalece es lo que ocurre a nuestro alrededor. En España no nos queremos quedar atrás, pero en los países que van a la vanguardia del deporte mundial lo que de verdad se toma en cuenta para no caer en un debate cíclico ilimitado es seguir lo que dicen las grandes instituciones deportivas.

Las Federaciones Internacionales de deportes olímpicos y no olímpicos se agrupan en una gran organización llamada Sportaccord. No tenemos que ir muy lejos para darnos cuenta de que el Comité Olímpico Internacional avala la definición de Sportaccord. Esta definición dice que para ser un deporte se deben cumplir los siguientes puntos: ser competitivo a todos los niveles; el resultado competitivo no debe depender de la suerte; no se debe poner en riesgo la salud del deportista ni hacer daño a otros seres vivos y no debe existir un monopolio en cuanto a material deportivo. Por consiguiente, vamos a analizar si las OCR’s cumplen con todos estos requisitos o por el contrario no lo hacen.

Ser competitivo a todos los niveles

Sabemos que las OCR’s tienen competiciones en casi todo el mundo. Así que la primera de estas condiciones la cumplimos con facilidad. Spartan Race, Tough Mudder y Strong Viking son, entre otros muchos ejemplos, competiciones internacionales que llenan la localidad de destino de la prueba. Además, tienen un número de participantes y espectadores superior al de la mayoría de deportes tradicionales.

El resultado no debe depender de la suerte

Es un hecho que el resultado de cualquier prueba de este tipo es lo opuesto a cualquier juego de azar. Es cierto que aquí hay sitio para todos. Para los especialistas de las diferentes categorías, para los amateurs y, por supuesto, para los aficionados. Pero no podemos omitir que se trata de una actividad deportiva que requiere una preparación física, técnica y mental mínima para poder ejecutarla con éxito.

No debe poner en riesgo la salud del deportista ni hacer daño a otros seres vivos

Cuando afrontamos este punto nos encontramos con los típicos convencionalismos acerca de las OCR’s. El más habitual es afirmar que las OCR’s son peligrosas porque los obstáculos son peligrosos. En este contexto, voy a tratar de explicar con claridad que esto es un error de concepto claro. Decir que las carreras de obstáculos son peligrosas es tan absurdo como decir que el salto olímpico de sky es seguro. No quiero decir con esto que si no es un deporte con un índice de peligrosidad elevado no es deporte. Simplemente aclaro que se afirma falsamente que todo lo que requiera un grado de capacidad física y técnica es peligroso.

Es fácil desacreditar esta falacia con un sencillo ejemplo: conducir una moto a 300 km/h es peligroso y a nadie se le ocurriría la desfachatez de decir que el Mundial de Motociclismo debe ser desacreditado como deporte. Otro tema es que las organizaciones cumplan con unos requisitos mínimos de seguridad, peso, anclajes, y una larga lista de etcéteras para que sus infraestructuras fueran aptas. Pero antes, quizás necesitamos ser reconocidos como deporte para tener esa Federación real reguladora que tanto nos falta.

No puede existir un monopolio en el material deportivo

Si volvemos a buscar conceptos y definiciones, monopolio se define según lo siguiente: mercado en el que no existen productos sustitutivos, es decir, no existe ningún otro bien que pueda remplazar el producto determinado y, por tanto, es la única posibilidad que tiene el consumidor de comprar.  Dejemos claro que las OCR’s como practica deportiva puede realizarse en cualquier lugar. De hecho, la proliferación de centros de entrenamiento retribuidos y gratuitos para este deporte es cada vez mayor.

Por tanto, las carreras de obstáculos cumplen con todos los requisitos para ser una práctica deportiva. De hecho, ya lo es en algunos países del mundo. En España y en Europa se puede alegar mucho en contra, pero siempre cualquier argumentación que se base en hechos y no en teorías o con un desconocimiento total de lo que se juzga. Las carreras de obstáculos, lleva en todo caso, a fijarnos en la definición de Sportaccord. También en la del C.O.I., que ampara la interpretación de Sportaccord a la actividad más practicada del mundo; el deporte.

Me entristece ver como podemos ser tan irresponsables de basar algo tan importante en nuestra opinión personal. También creo que estamos acostumbrados a tener la razón y que por ello el resto del mundo se equivoca. Esta conducta nos situará de nuevo a la cola del progreso, algo muy peligroso para nuestros jóvenes. Sobre todo cuando ya hemos dado un paso adelante haciéndolos partícipe de esta realidad que tanto nos gusta; las carreras de obstáculos.”


Espero que te haya gustado este post. Recuerda que si das like❤️ a la cuenta de Facebook, estarás al día de todas las publicaciones. ¿Me sigues? 😬

En el blog📱💻 también vas a encontrar un menú donde tienes todas las noticias más relevantes del país. Si te gustan no dudes en compartirlas en tus redes sociales. 😜👆

José Manuel González
Autor del post
José Manuel González
Soy José Manuel. Soy ex-ciclista y en la actualidad, atleta elite de carreras de obstáculos (OCR). También, soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Máster en Alto Rendimiento Deportivo y Coaching Deportivo, Diplomado en Nutrición Deportiva y Máster en Educación y Profesorado. En este blog quiero compartir mi pasión por el deporte que práctico y con él, un lema de vida, "la vida es una carrera de obstáculos".

Déjame un comentario y charlamos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate y estáte informado sobre próximas carreras, nuevos obstáculos y mucho más
x